jueves, 10 de enero de 2008



Quiero que te entregues por completo a mi voluntad. Quiero que sientas placer solo con sentir mi voz. Quiero que toda tú se dedique a mi placer. Quiero que lo único que te importe sea satisfacerme. Quiero que solo te entregues al orgasmo cuando yo quiera beberlo. Quiero que me pidas: "átame, soy tuya".

2 comentarios:

Lume dijo...

Enséñame,
rehazme
a fondo,
avívame
como quien enciende un fuego.

Humbert dijo...

lume: cuando quieras. un placer.