sábado, 19 de enero de 2008


Me ponía a andar cuando quería y me paraba cuando me daba la gana. Nadie me decía si eso era lo correcto o no. Me equivoqué mil veces pero así descubrí lugares imposibles, lugares donde reflexionar, lugares para disfrutar, lugares para contemplar.

2 comentarios:

Lume dijo...

Beckett dijo: "Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor”
Sigue descubriendo sin que nadie te diga qué es correcto o no.

Humbert dijo...

solo necesito el valor de hacerlo en todos los aspectos de mi vida. un placer.