miércoles, 31 de agosto de 2005

Sin City - Robert Rodriguez & Frank Miller



Lástima que a los puritanos norteamericanos no les moleste la sangre (en este caso amarilla) y sí el sexo. Hay posibilidades de mucho sexo...
 



Las escenas tienen gran fuerza visual. No se la pierdan.