martes, 11 de diciembre de 2007

Tu lengua recorre mi sexo, humedeciéndolo, hinchándolo cada vez más, haciéndome desear que lo sientas dentro de ti. Tus labios se cierran sobre mí, mientras tu lengua realiza círculos, cada vez más rápidamente. Tus ojos me miran con la insolencia de quien sabe que domina la situación. Mis dedos se pierden en tu interior, completamente mojado, dispuesto a recibirme. Noto tus fluidos cubrir mi sexo a punto de estallar. Nuestros cuerpos se unen a la vez que nuestros sexos en un orgasmo de placer.

4 comentarios:

° °°VIOLETT°° ° dijo...

...la cama es terreno donde la sumisión o dominación causan mayor placer. Espero que ya no estes sólo.. y en caso contrario.. que haya dejado de nevar.

Saludos.

LUCERO dijo...

fascinante "obsesion" que provoca la inmensa tentacion de continuar leyendote.

Gracias por tu visita.

Besos.

Lo dijo...

Cuando las palabras logran rozar los ápices sensitivos de cualquier resquicio de no importa que piel, se ha alcanzando un punto clave para el dominio del mundo.

Humbert dijo...

violett: una de las dos cosas a sucedido, y no precisamente la que me gustaría. un placer.

lucero: dejate atrapar por la tentación. sería un placer verte por aquí de vez en cuando. besos.

lo: me conformo con dominarme yo. besos.