sábado, 15 de diciembre de 2007

Bus-stop too far from heaven

Porque el paraíso está al otro lado del océano. Porque allí no existen los problemas de aquí. Miento, sí que existen, pero están demasiado lejos. Porque allí hay que vivir al día. Porque allí no puedes pararte. Porque allí, si te paras, desapareces. Lo único que necesito es un cuaderno y un bolígrafo, un café y sentarme frente a la ventana por delante de la cual pasa el mundo. Lo único que necesito es la sonrisa de una joven que me mira camino de la universidad. Lo único que necesito es un poco de tiempo y libertad. Lo único que necesito es que me quieran como yo a su vez quiero. Lo único que necesito es no temer al dolor.