domingo, 11 de junio de 2006

Ausencia


Mi larga ausencia después de mi fugaz regreso merece una explicación: mis vacaciones no fueron tales, y el trabajo me ha absorbido más de lo deseable. Acostumbro a trabajar para vivir, pero últimamente ese castigo divino que se nos impuso al expulsarnos del paraíso ha hecho que tuviera que sacrificar el tiempo que dedicaba a mis obsesiones en la blogosfera. Pero ya estoy de vuelta. No con todo el tiempo que desearía poder dedicaros a tod@s vosotr@s y a este diario, aunque sí con el suficiente para poder internarme de nuevo en estas pasiones. Es un placer leer vuestros comentarios de todo este tiempo (tienen una pequeña respuesta en los comentarios del post anterior) y es un placer compartir este espacio. Un placer que disfruto enormemente.

11 comentarios:

ana dijo...

Los placeres hay que disfrutarlos a bocajarro, cuando lleguen y sin miramientos.
Me alegro mucho de volver a verte.
Un beso.

Buscando un camino dijo...

¡No sabes como me alegro de volver a leerte! Cada dia entraba con la esperanza de ver un post nuevo. Llegó el dia, y aqui me tienes con una sonrisa bobalicona.
¡Un beso!

EL ÚLTIMO MAGO dijo...

Bienvenido...te esperaba a diario

criztina dijo...

bueno, esperemos que la racha pase pronto y vuelvas con tus obsesiones..... :-)

me gusta la foto. :-)

Teatrea dijo...

Estamos todos enganchados a tus obsesiones, a diario nos encontrábamos aquí, perdidos...con la esperanza o el deseo de encontrarte...

Un placer.
Cambios.

alessandra dijo...

bueno ya pensaba que ahora que había descubierto el diario se había acabado. me alegro de tu vuelta y espero tus nuevos post. disfrutar de tu diario también es un placer. besos

Humbert dijo...

ana: un placer tus besos, porque al ser una ana anónima, en los tuyos están los de todas las anas, aunque siempre preferiré los tuyos, por ser los primeros. un beso, pero enorme. ;-9

matkow: y yo sonrió al verte de nuevo por aquí. me tengo que poner al día con la busqueda de tu camino. seguro que me he perdido grandes cosas. besos.

el último mago: gracias por estar ahí. seguiremos en contacto. un abrazo.

criz: la verdad es que me daban tanta envidia tus continuos viajes, aunque fueran por negocios (sí..ya...¿solo tenías tiempo para negocios? ;-D) que decidí montarme uno a lo grande, que no pude hacer porque todo se torció bastante. así que tendré que seguir disfrutando de los tuyos. un beso.

teatrea: hace tiempo que dejaste de estar perdida, para dejarnos perdidos. un placer y un beso.

alessandra: siempre son bien recibidos nuevos obsesionados en este diario. tengo que descubrirte un poco más. besos.

GLAUKA dijo...

Mal rollito esa "obsesión" por el curro niño!!!!

COn lo divertido que puede ser obsesionarse, caray, y tal pareciera que se te olvidaran los posibles objetos de obsesión que proporcionan divertimento ...

Espero que estés haciendo memoria ;)
Un coletazo sirenaico que te empape de aguita bien fría, a ver si te espabilas, hombre.

teatrea dijo...

Controlarse acaba por dejarte indiferente ante lo que se te presenta, es limitar al instinto, al egoísmo del placer.

Al contrario no quiero diferencia entre 17 y 18, sólo me sentí vieja, como si dejase de ser niña, de ser Cereza o prohibida. Pero me he demostrado que no es así.

Demasiados cambios pequeños sin importancia como el devenir entre hombres o entre ideas. Todo por cierta "cosilla" frente al cambio para el que restan 17 días, cambia demasiado mi vida, es un cambio que ansío, pero un salto del blanco al negro (sin positivos ni negativos) prácticamente de un día para otro. Espero ser competente...

La nota...espero tenerla...ya te contaré en un par de semanas.

De menos...echar...a tí...bastante. Admiro tu devenir para escapar de la rutina, tus inquietudes y tus ganas de crecer, de no darte por vencido y estancarte, realmente envidiable, espero que cuando lelgue a tu edad siga igual, según Kae casi nadie lo consigue, yo he conseguido que se presente a un par de ong para irse y eche cv al extranjero, porque le daba miedo...pero con miedo, no se hace nada.

Empecé a escribir por que lo necesitaba, necesito decir-contar lo que me sucede, lo que pienso (es que últimamnte no teng tiempo para pensar), sin tapujos, sin cortapisas...apenas unos pocos conocen a la Marina (a mi también me gusta el nombre)que sueña y crece y juega, en un mudno tan gris como lo pinta el sistema que lo rige...que lo homogeneiza.
Éstas semanas sentía cierta ansiedad por no saber dónde encontrarte, perdida, porque podría ser que te eres como aquellas personas a las que enviaba cartas de pequeña, cientos de cartas...y que rara vez me contestaban, pero yo era feliz, o como mis diarios, violados por alguna mirada infame de mi primo o mi madre.
Y sí, se puede decir que tamibén yo te necesito porque yo hablo y hablo y tu sólo oyes, o no, contestas, o no, pero no me juzgas por ello, no me sentencias...
¿Entiendes? (sería difícil porque me cuesta a mí entenderlo a veces)

No tengo casi nada claro de mi vida, no me gusta planificar, lo de Javier y los niños fue por una de nuestras conversaciones absurdas.

Espero seguir escribiendo en París.
Espero no perderte así...en un tiempo.
El tiempo de cerezas fue muy bueno éste año, y sí, quedan algunas en el frutero de casa y en los cerezos de la casa.

Por último...tantos besos como ausencias dejemos.

pd. sabía que te gustaría.

Marilu dijo...

que gusto leerte de nueva cuenta te mando un besote muacks

Humbert dijo...

glauka: recuperando obsesiones estoy...besos

teatrea: "espero que cuando llegue a tu edad..." ay! eso dolió :-) y sí, a veces leo y solo leo y me siento como un voyeur. y no, no juzgo porque no soy quién. si son besos de ausencias, mejor pocos.
p.d. acabará pronto en un post de mi diario, seguro.
p.d.2 los cambios los provocamos nosotros, no los lugares.

marilu: menos mal que es grande y sonoro, porque uno me sabe a poco ;-) besos.