martes, 28 de febrero de 2006

En la espera escribí...

Hoy he abierto la bandeja de entrada de mi correo y me he encontrado con un mail que llevaba por asunto:"La Diosa Afrodita quiere invitarte a una orgía....". La dulce Afrodita ha regresado a la blogosfera, y con una idea inovadora. Su mail, además de una foto que después he visto colgada en su blog, solo contenía una frase ("he vuelto, y tengo una propuesta para hacerte... Una orgia de letras y fantasías deslizandose por las penumbras callejuelas de mi panteón abandonado") y un link a su blog.

Allí me he encontrado con un post que nos invitaba ha escribir en su blog, abriéndonos sus puertas de par en par. Me ha faltado tiempo para sumarme a esta revolución, a este ofrecimiento desmesurado, a esta orgía en que se puede convertir Las fantasías de Afrodita.

Mi contribución a la orgía ya está publicada, y espero que la dulce Afrodita esté satisfecha con ella.




P.D. del 19 de junio de 2006

En previsión de que el blog de la dulce Afrodita pueda desaparecer, incluyo aquí el texto que publique en el mismo.

El la espera de mi Diosa Afrodita escribí...

necesito que regreses,
necesito de tus letras,
necesito de tus imagenes.
mi sexo solo te desea a ti.
desea que lo acaricies,
que lo tomes en tus manos,
que tu boca humedezca toda su longitud
que tus labios de seda rocen su contorno
que tu lengua lama esa punta rosada
que desea darte su semen para llenar tu boca.
y luego, sin decrecer, tomarte,
introducirme dentro de ti,
hacerte estallar a ti en un orgasmo,
en otro, en otro, y poder degustar tu néctar,
y lamer todo tu sexo, húmedo, caliente.
y deseoso de más, preparo tu culo,
para recibir mi polla, de nuevo palpitante,
gruesa, deseando más de tí, a cada momento,
mientras tu permaneces con lo ojos cerrados,
disfrutando, gozando, hasta que me pidas que pare,
que no puedes más, que tu cuerpo no resiste más placer.
y yo permaneceré a tu lado, acariciando toda tu piel,
tu pecho desnudo, tu cintura delicada, tus muslos tersos
que guardan tu coño, rebosante, precioso.
aquí estoy, esperando complacerte.
cuando tu lo desees.
esperando tu placer.
deseando tu sexo.
humbert

p.d. gracias por la invitación a esta orgía en que has convertido tu casa. un placer.

8 comentarios:

galilea dijo...

Solo puedo decir que me ha encantado... y que me hubiera gustado mucho ser la afortunada que provocara en tí semejantes deseos.

Un beso.

Froymario dijo...

bueno bueno, bastante orgiastico el asunto, jajajajaja. Saludos

cintya dijo...

ya voyt para alla a ver que hay.. besos

Humbert dijo...

galilea: ¿y quién te dice que no los provocas?¿y quién te dice que no me gustaría saciarlos contigo? por mí, cuando tu quieras. besos.

froymario: es que estaba bastante modosito últimamente. ;-) saludos.

cintya: bienvenida. siempre que quieras aquí estoy. un placer.

La Dulce Afrodita dijo...

:)
pues si, la dulce afrodita... TU DULCE AFRODITA... esta mas que satisfecha con ella, como siempre mi fiel humbert, has provocado en mi sensaciones indescriptibles, de estas que te matan y te resucitan en un mismo suspiro...
besos afrodisiacos, llenos de un morbo y una libido inconmensurable...
veni, cogeme... nunca dejes de cogerme! es una orden, es un deseo, es una imploracion...

Humbert dijo...

dulce afrodita: las palabras se las lleva el viento, si no se respaldan con hechos. siempre un placer.

César dijo...

lamento expresar mi más sincera decepción. He leído atento muchas cosas en este espacio, muchas de ellas entretenidas, otras perturbadoras, deliciosas; sin embargo, esta entrada de "...Afrodita..." deja mucho que desear; francamente sobra, sus palabras son demasiado evidentes, no hay velo para incitar al verdadero erotismo; cae en la imagen directa que se acerca más al porno que a otra cosa; si la idea ea hacer arte; lo siento fue demasiado grosero... debes mejorar tu performance literaria

Humbert dijo...

césar: no es el estilo de este blog, pero sí es el estilo del blog al que estaba destinado. y sí, es más directo, explicito y con un vocabulario menos efemístico. esa era la íntención: ser más sucio que de costumbre. en este caso, me alegro de que lo consideres así. gracias por tu comentario y por seguir tan atento este diario. un placer.