miércoles, 1 de febrero de 2006

Cartas a Dolores (III)


Querida Dolores,

Desconozco dónde vives, pero tu ciudad es la mía. Desconozco que nombre usas, pero adoro cada letra que lo forma. Desconozco que flores adornan tu jardín, pero su perfume me embriaga. Desconozco tus formas de mujer, pero acaricio cada curva de tu cuerpo. Desconozco si te han hecho daño, pero sufro por ti, con la misma intensidad que te amo. Desconozco que vida llevas, pero quiero vivirla a tu lado. Desconozco tus sueños, pero volaría hasta alcanzarlos y estar en ellos. Desconozco el latido de tu corazón, pero mi pulso se acelera con el tuyo. Te desconozco, pero sigo deseándote.

Tuyo irrespetuoso
Humbert.

4 comentarios:

Buscando un camino dijo...

A mi muchas veces me pasa lo mismo.. tengo esas sensaciones.. ais..

ella y su orgía dijo...

Afortunada Dolores.

Abrazo desnudo.

criztina dijo...

Bonito. Realmente bonito.


crees que algún día conoceras esas formas de mujer, su nombre?, su vida?

No crees que daría un poco de miedo, quizá todo esté en tu imaginación, en tu cabeza. Estés idealizando a alguien...
Ya se hace cuando lo conoces, imagina si está lejos...

:-)

Humbert dijo...

matkow: los sentimientos suelen ser universales. un beso.

ella: siempre.

criztina: no lo sé, pero eso es la vida, incertidumbre.