sábado, 5 de noviembre de 2005

Sexus - Henry Miller

"Debía ser un martes por la noche cuando la conocí: en el baile. A la mañana siguiente me fui a trabajar, habiendo dormido un par de horas, como un sonámbulo. El día pasó como un sueño. Después de cenar, me quedé dormido en el sofá sin haberme quitado la ropa y me desperté hacía las seis de la mañana. Me sentía totalmente descansado, el corazón puro, y obsesionado por una idea: conseguirla a toda costa. Mientras atravesaba el parque, me preguntaba qué clase de flores le enviaría con el libro que le había prometido (Winesburg, Ohio). Yo pronto haría treinta y tres años, la edad de Cristo crucificado. Se abría delante de mí toda una nueva vida, si tenía el coraje de arriesgarlo todo. De hecho, no había nada que arriesgar: me encontraba en el peldaño más bajo de la escalera; era un fracasado en todos los sentidos.

Era, pues, un sábado por la mañana, y para mí los sábados han sido siempre el mejor día de la semana. Yo vuelvo a la vida, cuando los otros mueren de cansancio; para mí la semana empieza con el día de reposo de los judíos. No hace falta decir que no tenía ni la más remota idea de que aquella sería la semana más fabulosa de toda mi vida, una semana que duraría siete largos años. La única cosa que sabía era que el día se presentaba propicio y azaroso. Dar el paso fatídico, lanzarlo todo a los perros, constituye en sí mismo una emancipación: en ningún momento no se me ocurrió pensar en las consecuencias. Darse absoluta, incondicionalmente, a la mujer que uno ama representa romper todos los vínculos, excepto el del deseo de no perderla, que es el más terrible de todos."


8 comentarios:

Art_Alegoría dijo...

Forma parte de Henry Miller, a lo largo de toda su trayectoria, un elemento clave de sublimación.

Tuvo enemigos, más allá del ámbito literario, que se encargaron concienzudamente de propagar sus problemas de salud con implicaciones lógicas de impotencia.

Le designaron como el autor que fantaseaba y practicaba sexo mental al no poder practicar el otro, el otro tipo de sexo.

Eso es anecdótico.

Supo que, tras Capricornio, alcanzó lo máximo de lo que él sería capaz de escribir.

Tras ello, se le acumuló un doble problema :
Impotencia, e Incapacidad de superarse.

Murió infeliz.
No trempado.

Y estas líneas no son sino un pequeño tributo a otras líneas que en su momento me hicieron crecer.

***

Un atento y cordial saludo,


Art_Alegoria

inmiky dijo...

Bueno, en principio dos cosas:

-"Quien arriesga, siempre gana"
-"Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender".

Tu tranquilo. Tiempo al tiempo. Ya verás, como si merece la pena, todo saldrá, quizás de la forma más inesperada. Pero tranquilo. Así que ánimo!!! Un beso muy fuerte y ya nos contarás...

Speranza dijo...

andás callado, hablarás si te dejo una esperanza¿ ;) saludos y labios

Humbert dijo...

art alegoria: gracias por la información y tu comentario. muy interesante.

inmiky: aunque no era mi intención, lo descrito se acerca bastante al momento que estoy viviendo. gracias por recordarme que el mundo es de los valientes. como otto en "los amantes del círculo polar", saltaré por la ventana.

speranza: no estoy callado. habló en el meme, hablo con mis lecturas, pero ahora no puedo hablar de otra manera. aunque siempre me puedo inspirar...;)
un placer.

ella y su orgía dijo...

Gracias a tu comentario en mi orgía llego hasta ti y me siento fascinada.

Abrazo orgiástico.

Humbert dijo...

ella:un halago viniendo de ti. me gustan tus comentarios en mis posts.

un placer. orgiástico, por supuesto.

Extasis Azul dijo...

umm.. me llamó mucho la atencion el titulo de tu post, llegué a conseguir dos libros de nexus y plexus que aun no leo en una feria del libro en mi ciudad a muy bajo precio pero no encontré el de sexus, alguien me podria iluminar respecto a cual tendria que leer primero para poder entender el trama de sus libros? o si tu humbert me puedes decir de que trata el de sexus, te lo agradecería.
un cordial extasis... :*
Chau Chau

Humbert dijo...

recien empecé la lectura de sexus. más adelante te podré indicar, ya que el orden de lectura debería ser sexus-plexus-nexus.

un placer.