sábado, 30 de enero de 2010




"Este hotel está lleno de maníacos sexuales. Lo malo de este tipo de cosas es que, por mucho que uno no quiera, resultan fascinantes. Por dentro debo de ser el peor pervertido que han visto en su vida. A veces pienso en un montón de cosas raras que no me importaría nada hacer si se me presentara la oportunidad."

"El guardián entre el centeno" de J.D.Salinger

5 comentarios:

Lola dijo...

Me encantan todas y cada una de tus entradas y de las fotos que las acompañan. Muy buen gusto

Ozz dijo...

Vemos caras de personas tímidas, indelebles, y resultan ser los más pervertidos.

Saludos!

DEDOS QUIETOS

Lo del Sur dijo...

Cuando alguien susurra sus manías, cuando las gritan detrás de las paredes es difícil atarse las manos, acallar el pensamiento, limpiarse la conciencia...somos débiles, somos carne, somos seres sexuales, las perversiones de los demás no son más que nuestros anhelos.
Mi mano se cuela por debajo de mi tanga y las acerco un poco más a mí...

Froymario dijo...

que miedo, yo quiero jajajaja

Humbert dijo...

lola:gracias. un placer tenerte por aquí.

ozz: la vista es solo uno de nuestros sentidos, no le demos toda la importancia. un placer.

lo: una de las cosas que no me importaría nada hacer a mi...resultaría fascinante...

froy: siempre tendrás la llave de una de las habitaciones de ese hotel, seguro. y no me creo lo del miedo ;-)