miércoles, 24 de enero de 2007

N.Y. (I): los años que acaban en 7

photo: J.O.Holmes


Los años que acaban en 7 tengo una cita con Nueva York. La atracción que siento por esa ciudad me viene de un amigo de mis padres que vivió en esa ciudad cuando yo era un chaval. En 1987 fue mi primer viaje al otro lado del océano atlántico. Con 16 años vivir un mes en esa urbe que tantas veces has visto en el cine y en la televisión hace que se meta en tu interior de forma definitiva.

photo: J.O.Holmes

El azar, el destino o el factor "X" hizo que en 1997 volviera a vistarla. Es igual con qué ánimo llegues allí. La energía que inunda las calles te carga de adrenalina. Cualquier rincón de cualquier calle, cualquier persona en cualquier plaza, puede sorprenderte grata o desafortunadamente, porque Nueva York puede ser un paraíso o un infierno solo cambiando de esquina.


photo: J.O.Holmes

2007 ha llegado. Quedan doce meses para encontrar fecha.

viernes, 19 de enero de 2007

Cinco secretos


Anaïs y Metamorfosi me invitan a contestar el meme de los cinco secretos. Ya quedan pocos secretos míos que los lectores habituales de este diario no conozcáis, pero intentaré sorprenderos, y os aseguro que todo es cierto, por si tuvierais dudas al acabar de leerlos:

1.- me propusieron (y estuve a punto de aceptar) dirigir una casa de las que se llaman de alto standing, con ocho suites de lujo, sala de fiestas, comedor para celebraciones, un gran jardín (casi lo podríamos denominar bosque) con piscina y aparcamiento privado, así como un coche de lujo para los desplazamientos. Toda la casa estaba controlada por un sistema de vídeo vigilancia, y como no podía ser de otra manera, las chicas se presentaban en un book de esos que se han hecho tan famosos, con modelos, playmates, presentadoras de televisión y famosas en general sin oficio ni beneficio, pero todas ellas con unos cuerpos extraordinarios y a unos precios por encuentro de escándalo.

2.- Cada noche antes de irme a dormir, necesito o bien disfrutar de la compañía de una chica en la cama o bien masturbarme. Ni que decir tiene que es infinitamente preferible la primera opción que la segunda, pero no siempre es posible, y para descansar a gusto y relajado, es lo que mejor me funciona.


3.- Soy una persona que procura, dentro de lo posible, llevar una vida ordenada, pero cada cierto tiempo necesito dejarme llevar y abandonarme por completo. Es como si uno se cansara de estar nadando siempre en la superficie y de vez en cuando se dejara caer hasta tocar fondo para luego volver a subir. Son mis periodos de depuración que me sirven para replantearme ciertos aspectos de mi vida.

4.- Soy un apasionado del cine. No solo del cine actual o más moderno, sino también de los clásicos en blanco y negro. En mi videoteca (ahora transformándose en devedeteca) comparten estantería desde clásicos mudos del expresionismo alemán como "Metrópolis", "El doctor Mabuse", o "Nosferatu", con obras del Hollywood dorado de los años 40 y 50 como "Ciudadano Kane", "Casablanca", o "La diligencia", con otras más actuales como "El padrino", "Smoke" o "En la ciudad". Así hasta más de 700 películas (cuando llegué a 500 hacía el año 1999, deje de contarlas así que es probable que sean más de 700). Pero creo que mi hábitat natural son las salas de cine. Aunque mi trabajo no me permite prodigarme mucho, cada año caen entre 50 y 60 películas. Las tres últimas las he visto esta semana: "Banderas de nuestros padres", "La caja Kovac" y "Babel" (ésta última la más recomendable de las tres).


5.- Me gusta la velocidad al conducir. Sé que es peligroso pero procuraba hacerlo en situaciones seguras, por carreteras amplias y cuando había poca circulación. Ahora no lo hago nunca. Dos veces he destrozado el coche (solo mi coche, ni yo me hecho nada ni he accidentado a nadie más) y si le añadimos el tema del carnet por puntos, y que el coche que conduzco ahora no es tan deportivo como los anteriores, el resultado es que casi casi soy un conductor modélico. Esa pasión por la velocidad es lo que me ha llevado a no conducir nunca una moto, a pesar de tener el carnet desde el mismo día que el de coche. Soy consciente de que si hubiera conducido una moto tal y como conducía el coche, posiblemente no estaría escribiendo estas líneas.


No acostumbro a pasar los memes a nadie en concreto, así que simplemente quién quiera contestarlo lo puede hacer en su blog o en los comentarios de este post. Espero vuestras respuestas. Porque me encantaría conoceros un poco más a tod@s.

viernes, 12 de enero de 2007


"Cuánto hemos perdido al dejar de escribir cartas.
No puedes releer una llamada de teléfono."

Liz Carpenter

sábado, 6 de enero de 2007

"Volver"


Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos
van marcando mi retorno...
Son las mismas que alumbraron
con sus pálidos reflejos
hondas horas de dolor...


Y aunque no quise el regreso,
siempre se vuelve al primer amor...
La vieja calle donde el eco dijo
tuya es su vida, tuyo es su querer,
bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia hoy me ven volver...


Volver...
con la frente marchita,
las nieves del tiempo platearon mi sien...
Sentir...
que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada,
errante en las sombras,
te busca y te nombra.
Vivir...
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo
que lloro otra vez...

Tengo miedo del encuentro
con el pasado que vuelve
a enfrentarse con mi vida...
Tengo miedo de las noches
que pobladas de recuerdos
encadenan mi soñar...

Pero el viajero que huye
tarde o temprano detiene su andar...
Y aunque el olvido, que todo destruye,
haya matado mi vieja ilusión,
guardo escondida una esperanza humilde
que es toda la fortuna de mi corazón.

Tango compuesto en 1935
Música: Carlos Gardel
Letra: Alfredo Le Pera




Sí, he vuelto. Este ha sido mi regalo de reyes. Es un regalo para mí y espero que también para vosotr@s. Gracias a tod@s l@s que han seguido pasando por aquí durante mi ausencia. En parte vuelvo por vosostr@s. Y nada mejor para volver que el tango de Gardel. La letra tiene mucho de lo que me hizo dejar este diario un tiempo, y también tiene algo de lo que siento al escribir de nuevo.

un placer volver a estar aquí.

Y feliz año a tod@s.